Ahorrador o tacaño? Aprende a mantener una vida frugal

En muchas ocasiones se puede confundir a la gente que sigue un estilo de vida ahorrador como tacaños ya que la línea que diferencia una persona tacaña de una persona ahorradora está realmente muy poco definida.

Disfrutar de un estilo de vida frugal no tiene porque ser considerado como malo si no todo lo contrario. Poder disfrutar de un buen estilo de vida y aún así ahorrar dinero considero que es una azaña que no todo el mundo puede conseguir.

Si quieres llevar un estilo de vida moderado debes dejar claro a los que te rodean que no eres un tacaño y para ello dejo algunos ejemplos que demuestran la fina línea que hay entre el tacaño y el ahorrador.

Cual es la diferencia entre ser tacaño y ser ahorrador?

Ahorrador: Cuando ha de salir a comer a un restaurante, busca alguna oferta o restaurante donde pueda comer bien a un buen precio quedando satisfecho.
Tacaño: No sale nunca a comer ni a cenar evitando a toda costa gastar dinero.

Ahorrador: Si ha de comprar un vehículo, busca uno de segunda mano que no le de problemas y con el que pueda sentirse cómodo, no buscará un coche lujoso pero si algo barato y que sea confortable.
Tacaño: Buscará el coche más barato que haya en el mercado, a poder ser que no supere los 1000€. No lo llevará a pasar las inspecciones periódicas ni lo arreglará cuando se estropee si aún así el vehículo funciona.

Ahorrador: Cuando salga de viaje buscará por decenas de webs para encontrar el vuelo, hotel, restaurante o transporte más económico o la mejor oferta.
Tacaño: No saldrá de viaje con tal de ahorrar.

Ahorrador: En vez de ir al cine, alquilará una película y invitará a los colegas a casa para pasar una buena tarde comiendo unas pizzas.
Tacaño: Descargará una película y la verá el solo, colegas en casa seguro que provocan gastos!

Ahorrador: Si ha de hacer un regalo, buscará una buena oferta o algún artículo que aunque no sea de alto valor económico, será de gran valor sentimental. Incluso puede recurrir a regalos sin valor económico pero de alto valor sentimental para la persona.
Tacaño: Evitará hacer regalos o en caso de hacerlos preferirá regalar algo sin valor sentimental pero barato.

 

Tras ver estos ejemplos queda claro que no es demasiado correcto ser un tacaño ya que no solo no vas a disfrutar de la vida si no que además tu forma de vivir puede molestar a los demás.

Con esto no quiero decir que debas gastar dinero a mansalva, NO! Pero se puede vivir ahorrando dinero y disfrutando de la vida.

Entonces, te consideras una persona tacaña o ahorradora? Quizás sea el momento de empezar a cambiar.

 

Corre la voz!

Comentarios

  1. ()

    Han sido muy explicitos con las comparaciones, me ha sido de gran ayuda, muchas gracias.


Escribir un comentario

Escribe lo que desees, si quieres incluir código hazlo usando los tags <pre>

Nombre:
Email:
Website: